La banda de música del Círculo Católico de Torrent (1940-1986): hitoria, evolución y repertorio

LA BANDA DE MÚSICA DEL CÍRCULO CATÓLICO DE TORRENT (1940 – 1986): HISTORIA, EVOLUCIÓN Y REPERTORIO

Comunicació presentada en les VII Jornades AVAMUS de Musicologia /

Comunicación presentada en las VII Jornadas AVAMUS de Musicología

Vicente Cogollos

RESUM

La finalitat principal d’aquesta investigació és l’estudi de la trajectòria històrico-artística de la Banda de Música del Círculo Católico de Torrent, agrupació que naix en el si d’aquesta organització.

Hem realitzat un estudi detallat sobre els aspectes històrics més rellevants del període 1940-1986: fundació, escisions, unificacions, canvis organitzatius,… així com les actuacions en certamens i actuacions de Santa Cecília, que són els dos esdeveniments que han marcat durant anyss la vida musical de les bandes de música valencianes. Tot això es completa amb un estudi sobre l’evolució de la plantilla instrumental de la Banda i sobre el repertori interpretat durant aquest període de temps, ja que es considera d’especial rellevància estudiar l’evolució del gust estètic de la societat a través del repertori bandístic.

Per a dur a terme la investigació hem recorregut a nombroses fonts, com llibres d’actes, programes de concerts, consulta d’arxius, fonoteques i bilioteques, però han resultat especialment interessants les entrevistes a músics veterans i ex presidents de la Banda, que són fonts vives de la seua història i que ens han ajudat a comprendre moltes dades de la història d’aquesta important agrupació musical.

ABSTRACT

The main purpose of this research is the study of art-historical path of the Banda de Música del Círculo Católico de Torrent, a group created within this organization.

We conducted a detailed study of relevant historical aspects of the period 1940-1986: foundation, divisions, unifications, organizational changes … performances and competitions and performances of Santa Cecilia, which are the two events that have marked for years musical life in the bands of Valencia. All this is complemented with a study on the evolution of the Band instrumental template and the repertoire performed during this period of time, as it is considered particularly important to study the evolution of aesthetic preferences of the society through band repertoire.

To conduct the research we have drawn on many sources, including minute books, concert programs, file consulting, music libraries and libraries, but have been particularly interesting interviews with musicians, veterans and former presidents of the Band, who are living sources of history and have helped us to understand many details of the history of this important musical group.

RESUMEN

La finalidad principal de esta investigación es el estudio de la trayectoria histórico-artística de la Banda de Música del Círculo Católico de Torrent, agrupación que nace en el seno de esta organización.

Hemos realizado un estudio detallado sobre los aspectos históricos más relevantes del periodo 1940-1986: fundación, escisiones, unificaciones, cambios organizativos,… así como las actuaciones en certámenes y actuaciones de Santa Cecilia, que son los dos acontecimientos que han marcado durante años la vida musical de las bandas de música valencianas. Todo esto se completa con un estudio sobre la evolución de la plantilla instrumental de la Banda y sobre el repertorio interpretado durante este periodo de tiempo, ya que se considera de especial relevancia estudiar la evolución del gusto estético de la sociedad a través del repertorio bandístico.

Para realizar la investigación hemos recurrido a numerosas fuentes, como libros de actas, programas de conciertos, consulta de archivos, fonotecas y bibliotecas, pero han resultado especialmente interesantes las entrevistas a músicos veteranos y ex presidentes de la Banda, que son fuentes vivas de su historia y que nos han ayudado a comprender muchos datos de la historia de esta importante agrupación musical.

 

1. ANTECEDENTES

 

1.1 La Banda de Música “Patronato de la Juventud Obrera” (1887-1936)

 

El Círculo Católico de Torrent es una organización vinculada a la acción de la Iglesia Católica que ha atendido las necesidades culturales y formativas de las personas más necesitadas a lo largo de sus 126 años de historia. Se funda el día 7 de Septiembre de 1.884 gracias a la iniciativa de los miembros de la Congregación de San Luis Gonzaga, asociación piadosa instituida el año 1883 en la iglesia de la Asunción de Ntra. Sra. de Torrent (Vicent, 1895, 417). A los tres años de su fundación, en 1887, se creó la sección Patronato de la Juventud Obrera, cuya misión era completar los fines instructivo y recreativo que desarrollaba el Círculo (Roca, 1968, 22).

La Banda del Patronato fue fundada en 1887 por un grupo de músicos que habían dejado de pertenecer a la Banda de Música Nova. Estos músicos contaron con el apoyo del fundador del Círculo Católico y del Patronato de la Juventud Obrera José Méndez Perpiñá, conocido en Torrent como el Padre Méndez. La banda ocupó los locales del Círculo Católico y contrató como director a Eulogio Piqueres Simó (Beguer: 1971, 89 y 90).

En el año 1889 participó en el Certamen de la Feria de Julio de Valencia, consiguiendo el segundo premio de la categoría de las Bandas Civiles con 45 plazas y con la interpretación de la obra obligada Fantasía sobre motivos de zarzuelas de F. A. Barbieri (Ruiz: 1993, 88).

En el año 1892 participó en la Segunda Sección, consiguiendo con 51 plazas el tercer premio e interpretando como obra obligada Poeta y Aldeano de F. Von Suppé y como obra de libre elección Los Diamantes de la Corona de D. F. Auber.

A partir de 1893 la Banda está plenamente consolidada y en los primeros años del s. XX obtiene muchos éxitos fuera del ámbito local (Galbis: 1998, 484), participa ese mismo año en la Segunda Categoría del Certamen de Valencia con 38 plazas y obtiene el segundo premio con la interpretación de Las alegres comadres de Windsor de O. Nicolai como obra obligada y la obertura de la ópera Raymond de A. Thomas como obra de libre elección1.También participó en 1901 en un homenaje al maestro S. Giner en el Teatro Principal de Valencia2 y en la inauguración del ferrocarril de Teruel (Royo: 2006, 36). En 1911 asistió contratada a las fiestas de Seo de Urgel (Lleida) y en 1912 a las de Balaguer (Lleida), ambas por la buena relación que mantenía el Cardenal Benlloch con el Círculo Católico (Beguer: 1971, 96-100).

El día 29 de julio de 1912 la Banda participa, con 60 plazas, en la Primera Sección (máxima categoría) del Certamen de la Feria de Julio de Valencia y consigue el primer premio interpretando Le Roi d’Is de E. Lalo como obra obligada y Las fases del campo de S. Giner como obra de libre elección (Ruiz, 1993, 97).

En enero de 1913 fallece de forma inesperada el director de la banda Eulogio Piqueres, tras 25 años en el cargo, y es sustituído por José Mª Rius Lerma, que realiza una gran labor y consigue el primer premio en la máxima categoría del Certamen de Valencia de 1914. Como dato histórico significativo, es destacable que en el desfile la Banda estrenó el célebre pasodoble Lo cant del Valencià que P. Sosa había compuesto expresamente para la Banda del Patronato (Royo, 2006, 921-926).

A finales de 1914 dimite José Mª Rius3 y se encarga de la dirección de la banda José Paulino Mora, hasta ese momento subdirector y profesor de la escuela de música. Contó con el asesoramiento técnico de P. Sosa, quien tenía una excelente relación con esta agrupación y la dirigió en varios conciertos celebrados en mayo de 1916 con motivo de las fiestas en honor a la Virgen de los Desamparados (Beguer, 1971, 104). Con Paulino Mora se vive una etapa difícil, ya que en 1918 son expulsados 19 músicos por grandes discrepancias con el director y la directiva. Este hecho provocó que disminuyera la actividad y el nivel artístico de la Banda en los años siguientes.

En 1931 regresa J. Mª Rius como director, despertando gran ilusión entre los músicos y aficionados y recuperando un buen nivel artístico, pero a finales de 1933 deja definitivamente la dirección de la Banda y regresa J. Paulino hasta 1936 en que fue clausurado el Círculo Católico con el estallido de la Guerra Civil (Beguer, 1971, 108-109).

1.2 La Banda Municipal de Torrente (1939-1940)

Tras la Guerra Civil, en 1939, se organizó una banda con los músicos que habían sobrevivido a la contienda. Se hizo cargo el Ayuntamiento aprovechando todos los materiales disponibles: instrumentos, partituras y atriles. Bajo la dirección de José Mª Andreu Piqueres participa en 1940 en el Primer Certamen Musical de la Feria de Julio de la posguerra, y consigue el primer premio con la interpretación de Le Roi d’Is de E. Lalo, al imponerse a la Banda Primitiva de Llíria.4

2. LA BANDA DE MÚSICA DEL CÍRCULO OBRERO DE SAN JOSÉ (1940-1986)

2.1 Periodo de 1940 a 1952

En noviembre de 1940 se disuelve la Banda Municipal al no poder hacerse cargo de ella el Ayuntamiento y entonces el Círculo Católico realiza las gestiones necesarias para que la banda se integre en la sociedad.5 La nueva Banda del Círculo Católico debutó el 8 de diciembre en la Velada del Día de la Purísima y actuó el 19 de marzo de 1941 en el local del Círculo, en la velada musical incluida en los actos por la festividad del patrono San José, dirigida por José Mª Andreu Piqueres.6

Tras las primeras actuaciones, el 22 de julio de 1941, la Banda del Círculo Católico participa en la Sección Especial del Concurso Regional de Bandas Civiles de la Feria de Julio de Valencia. Interpretó como obra oligada los movimientos 2º (Ensueño) y 3º (Orgía) de las Danzas Fantásticas de J. Turina y como obra de libre elección el primer movimiento de la Sinfonía Incompleta de F. Schubert. Obtuvo el accésit (Ruiz, 1993, 109 y 110).

El 21 de julio de 1942 participa en la Primera Sección del Certamen Regional de Bandas Civiles “Feria de Julio” de Valencia con 57 plazas. Interpretó como obra obligada la obertura de La flauta mágica de Mozart y como obra de libre elección Le Roi d’Is de E. Lalo, obteniendo el Accésit. Ese mismo año gana los certámenes de Cuenca y Llíria bajo la dirección de Mariano Puig Yago, director de mayor formación musical que dirigirá la banda intermitentemente hasta 1946. Según D. Pascual Ortí Martí (conocido en la Banda del Círculo Católico como “El tío Calo”) la figura de José Mª Andreu Piqueres fue muy importante en esos años por su carácter emprendedor y gran humanidad, pero musicalmente no daba la talla de otros directores, ya que en ocasiones cuando se ponía al frente de la banda se apasionaba tanto con la música, que llegaba a perderse, incluso en los certámenes de la Plaza de Toros de Valencia.7

En 1945 y 1946 la Banda participa en la Sección Especial del Certamen de Valencia bajo la dirección de Mariano Puig. No obtuvo premio en ninguna de las dos ocasiones.8 Tras el cese de Mariano Puig se vuelve a hacer cargo de la dirección José Mª Andreu Piqueres.

En 1948 un grupo de músicos que se habían apartado de la banda por ciertas discrepancias fundan otra banda con el nombre de Banda del Patronato de la Juventud Obrera. Esta banda se declara continuadora de la antigua Banda del Patronato y por ello pretende tener su sede en el Círculo Católico. Esto provocó gran malestar en el Círculo Católico y en su Banda y se producen grandes enfrentamientos que dan lugar al problema musical torrentino. Ya en 1949, la recién creada Banda del Patronato de la Juventud Obrera manda un escrito al Ayuntamiento en el cual reclama el instrumental de la antigua Banda del Patronato argumentando ser los legítimos seguidores de la misma, a pesar de que aquella radicaba en el Círculo Católico. Pero el Ayuntamiento también recibe otro escrito el 21 de marzo de 1949 firmado por 18 músicos de la Banda del Círculo Católico, antiguos miembros de la anterior Banda del Patronato, en el que se oponen contundentemente a la legitimidad de la nueva Banda de Música del Patronato y exponen que de ninguna manera esta agrupación tiene derecho al instrumental de la antigua Banda del Patronato, sino que le corresponde a la del Círculo Católico por haber pertenecido dicha banda a dicha entidad.9

Estas dos peticiones enfrentadas motivan una tensa sesión municipal el 30 de marzo de 1949 en la cual se produce una votación secreta y de la que resulta: cinco votos a favor de la Banda del Patronato, cuatro a favor de la del Círculo y dos en blanco. El resultado fue tan ajustado y había tanta tensión social que fue necesario el nombramiento de un Delegado Gubernativo por parte del Gobernador de Valencia. De esta manera pasó legalmente la propiedad del instrumental a la Banda del Patronato de la Juventud Obrera.10

Tras muchas conversaciones, el 31 de julio de 1949 se llega a un acuerdo para unificar las dos bandas en una sola que se denominaría Banda del Patronato de la Juventud Obrera del Círculo Católico, que pasa a depender del Círculo Católico a todos los efectos. Pero pronto empezarían los enfrentamientos entre ambas partes y ni siquiera fueron capaces de consensuar la elección del director titular. Durante este tiempo dirigieron la banda Enrique Andreu Romero y José Mª Andreu Piqueres. Esta situación se prolongaría hasta 1952 en que ambas agrupaciones se separan definitivamente. Después del Certamen de Requena cesa definitivamente J. Mª Andreu Piqueres como director (Beguer, 1971, 133-139).

2.2 Periodo de 1952 a 1964

La Banda, ahora bajo la dirección de Emilio Campos, siguió con la misma denominación oficial de la banda unificada: Banda de Música del Patronato de la Juventud Obrera del Círculo Católico, ya que seguía siendo la legalizada Sección Musical del Patronato de dicha entidad. Para evitar confusiones con la recién reorganizada banda denominada del Patronato, cada vez fueron más frecuentes otras denominaciones tales como Banda del Patronato del Círculo Católico o Banda de Música del Círculo Católico.

A principios de 1955 cesa como director Emilio Campos y se nombra como sustituto al torrentino Valentín Puig Yago, entonces profesor de la Banda Municipal de Valencia y hermano de Mariano Puig.

En 1956 se incorpora como director José Medina, que realizó una gran labor formativa estimulando la participación en conciertos, festivales y en las veladas artísticas y literarias del Círculo.

En mayo de 1957 tuvo lugar una entrevista de la Junta Directiva del Círculo Católico con la Junta Rectora de la Banda para analizar la situación de esta agrupación e impulsar a la actividad de la misma dentro de los cauces de una más estrecha colaboración y ayuda económica por parte de la Sociedad. Paralelamente se mantuvieron reuniones con la directiva de la Banda del Patronato de la Juventud Obrera con la intención de iniciar las negociaciones para volver a unificarla con la del Círculo, aunque no hubo acercamiento de posturas.11

En 1958 se renueva gran parte del instrumental de la agrupación, ya que muchos instrumentos estaban en mal estado y era necesario cambiar gran parte de los de viento-metal. Por ello, se aprovechó para cambiar la afinación de la banda del tono brillante al normal, porque la mayor parte de las principales bandas valencianas lo estaban haciendo.12 También se crean asociaciones colaboradoras de la banda como la Peña Artística Musical o la Peña Lira, que ayudarán económicamente a la banda para pagar músicos de refuerzo, viajes, necesidades de instrumental y material.

El día 13 de mayo la Junta Directiva del Círculo, de acuerdo con la Junta de la Banda, acordó por unanimidad el nombramiento de D. José María Andreu Piqueres como “Presidente Honorario de la Banda de Música” por su labor durante tantos años al frente de esta agrupación musical.13

En este mismo año se hace cargo de la dirección Juan Martínez García, un director durísimo con el que se vuelve al Certamen de Valencia en 1959, Sección Primera, sin obtener premio. En 1960 obtuvo el primer premio y el premio al mejor director, y en 1961 participó en la Sección Especial, aunque no obtuvo premio.14

En octubre de 1961 cesa Juan Martínez como director15 y se hace cargo interinamente de la dirección de la Banda el músico José Hernández Yago, quien prepara la Banda para el Concierto de la Primera Gran Semana Musical en honor a Santa Cecilia. Esta Semana Musical en honor a Santa Cecilia se perpetuaría durante los años siguientes con gran cantidad de conciertos, conferencias, audiciones y proyecciones cinematográficas.

En 1962 se contrata como director al compositor Amando Blanquer, que realizó un eficaz trabajo hasta el año siguiente, que tuvo que dejar la dirección de la Banda para marchar a Roma para ampliar sus estudios de composición. En 1963 se haría cargo de la dirección el torrentino Enrique Andreu Romero, que ya había demostrado su valía en diversas bandas valencianas.

2.3 Periodo de 1964 a 1975

En 1964 ocurrió un hecho que marcaría negativamente la historia de la Banda del Círculo Católico y determinaría el futuro panorama bandístico de la ciudad de Torrent. En el mes de junio, Pascual García Carratalá, presidente del Círculo Católico, propuso a la Junta de la Banda que ésta volviera a participar el siguiente año en el Certamen de Valencia. El presidente de la Banda, Manuel Gran Carrillo, quien ya había sido amonestado y obligado a dimitir de la Junta del Círculo Católico16, se negó rotundamente sin consultar con el director y sin convocar Junta General de músicos, alegando que la Banda no estaba en condiciones de acudir a dicho Certamen. De la falta de diálogo y entendimiento surgen grandes discrepancias entre los dos presidentes, ambos con actitudes dictatoriales, que dan lugar a que veinticinco músicos apoyen a Manuel Gran Carrillo y dejen de pertenecer a la Banda.

La mayor parte de estos músicos junto con otros de la población que se encontraban inactivos fundaron una nueva banda de música: la Asociación Musical La Clásica. El entonces vicepresidente de la banda Ramón Hernández Yago intentó dialogar con la mayoría de los músicos para evitar este cisma, aunque sin éxito, y siguió fiel al Círculo brindándole todo su apoyo al entonces director Enrique Andreu Romero para reflotar la Banda en unos momentos tan delicados.17

La Banda continúa su actividad con menos efectivos gracias al constante trabajo del director Enrique Andreu y de su nuevo presidente Ramón Hernández. Destacan las actuaciones en Albarracín, Valencia, Meliana, Paiporta y Buñol, además de los habituales conciertos de San José Obrero, fiestas patronales y Santa Cecilia.

En una carta de Amando Blanquer a Ramón Hernández, con fecha del 25 de noviembre de 1965, el maestro Blanquer, que en ese momento era director de la Asociación Musical La Clásica (agrupación que se había formado tras la escisión del año anterior), lamenta muchísimo lo ocurrido en el Círculo:

[…] A mí me duele mucho, muchísimo, lo que ha ocurrido en el Círculo. Sabes que os estimo. Juntos hicimos cosas muy bonitas, y ahora ya ves, desquiciamientos por todas partes. Lástima que los hombres no tengan suficiente valor para corregir los errores. Lo contrario de un error es otro error, y eso es lo que está ocurriendo, equivocaciones por todas partes. En su día se apercibirán las personas.18

En los años 1966 y 1967 la Banda participa en el Certamen Internacional de Bandas de Música de la Feria de Julio de Valencia, en la Sección Primera, aunque no obtuvo premio en ninguna de las dos ocasiones (Ruiz, 1993, 122-123).

En septiembre de 1967 participó en el Gran Festival de Bandas de Buñol y destaca el desplazamiento a Barcelona para participar en las Fiestas de la Merced, donde ofrecieron un concierto, participaron en el VI Festival Internacional de Bandas, y tuvo lugar la grabación del pasodoble Valencia de J. Padilla para TVE. También son destacables los numerosos conciertos que la Banda realiza junto al Orfeón Polifónico “Torrente” del Círculo Católico.

De 1969 cabe destacar de nuevo su participación en el Gran Festival Musical de Buñol el 31 de agosto y las actuaciones en las fiestas de Albarracín (Teruel), en septiembre, y de Nerja (Málaga), en octubre. Al año siguiente también se desplazó a Santurce donde ofreció un concierto el día 18 de julio.

En 1972 la Banda adquiere nuevo instrumental, y además Vicente Mora García y Vicente García Villalonga, como representantes de la Peña Excursionista, le hacen entrega de una nueva bandera y de 50 atriles valorados en 105.000 ptas.19 Con motivo de las fiestas patronales de Torrent, el viernes 28 de julio tuvo lugar en la entonces Plaza del Caudillo un Festival Musical con la actuación de las tres bandas de la ciudad y dos invitadas.

En el mes de diciembre, una comisión de la Banda informa a la Junta del Círculo de la necesidad de comprar instrumental por valor de 285.000 ptas. Entonces se decide pedir un préstamo amortizado por cuota fija a la Caja de Ahorros, sacando una relación de suscriptores fijos y haciéndose una suscripción inicial. Posteriormente, en febrero de 1973, se acuerda contribuir a dicha suscripción de instrumental con 10.000 ptas. iniciales y 1.500 mensuales.20

La actividad pedagógica de la escuela de educandos posibilita que la Banda incremente poco a poco el número de músicos, acercándose ya a los cincuenta.

El año 1973 es un año de gran relevancia en lo concerniente al panorama bandístico torrentino, ya que en el mes de febrero se funda la Unión Musical de Torrent. Tras varias reuniones se fusionan la Asociación Musical “La Clásica” y la Música del Patronato de la Juventud Obrera, ambas agrupaciones creadas a raíz de las escisiones que había sufrido la Banda del Círculo Católico en 1952 y 1964.

El 15 de marzo de 1974 se inauguró el nuevo local social del Círculo Católico situado en la esquina de la Avenida Mártires (actual Avinguda del Pais Valencià) con la calle Ejército Español, que todavía es sede social del Círculo en la actualidad. La Banda y el Orfeón disponían del local para ensayos en el sótano, donde también había un salón de actos y unas dependencias comunes. La Junta del Círculo, a finales de julio, aprueba que los músicos de la Banda y los componentes del Orfeón deben ser socios de la entidad sin excepción.21

En ese mismo año el Aula de Cultura de la Caja de Ahorros de Torrent, en colaboración con las entidades musicales locales, hizo posible la celebración de la I Semana Musical a nivel local para celebrar la festividad de Santa Cecilia, con la finalidad de superar la fiesta particular que cada grupo realizaba sin conexión con los demás. En los últimos diez años cada banda había celebrado la festividad de Santa Cecilia con un amplio programa de actividades, pero con calidad desigual. Se celebró del 18 al 24 de noviembre con la participación de las dos bandas locales, la Unión Musical de Torrent y la Banda del Círculo Católico, el Orfeón Polifónico del Círculo Católico, el Instituto Musical, el Quinteto de Viento “Cardinal” de la Orquesta Nacional de España, la Coral Polifónica Valentina y la Banda Municipal de Valencia.

La Junta Directiva del Círculo Católico, en sesión celebrada el 21 de noviembre de 1974 y al objeto de dar mejor cumplimiento a los fines señalados en el artículo II de los Estatutos de la entidad, acuerda la regulación de los diferentes grupos de actividades, tales como la Banda de Música, el Orfeón Polifónico, Teatro de Cámara, Cine Club, Cultura Valenciana, Ajedrez y otros que pudieran constituirse.22 Se pretende motivar una participación activa y responsable, fomentar el sentido de la solidaridad entre los diversos grupos, y fomentar el trabajo cooperativo en grupo.

2.4 Periodo de 1975 a 1986

En junio de 1975 cesa Enrique Andreu Romero como director, tras doce años en el cargo, y es sustituido provisionalmente por Francisco Cabrelles Romero, músico salido de la Banda del Círculo y que ya había demostrado grandes dotes profesionales.

El 18 de diciembre la Junta del Círculo aprueba el Reglamento de Régimen Interior de la Banda de Música, según el cual, esta agrupación musical, como grupo de actividades dentro del Círculo Católico, carece de personalidad jurídica teniendo que ser representada siempre por el Círculo Católico. Los fines que constan en tal reglamento son los citados para todos los grupos del Círculo, y se añade el de lograr una completa formación musical de los músicos a todos los niveles, a través de ensayos, conciertos, enseñanza de solfeo e instrumento y otras actividades.23

En el mes de enero de 1976 se renueva la Junta de la Banda, asumiendo la presidencia Benito Nemesio Casabán y en el verano la Junta del Círculo Católico aprobó aumentar en 4.000 ptas. al mes la subvención a la Banda, ya que según su presidente, el presupuesto de la Banda había aumentado en más de 150.000 ptas. respecto al año anterior, y por tanto la subvención de 10.000 ptas. mensuales resultaba insuficiente para llevar a cabo todas las actividades.24

El año 1977 fue un año de cambios significativos, tanto en la presidencia como en la dirección de la Banda. En el mes de febrero cesa Benito Nemesio Casabán como presidente de la Banda y se elige a José María Carratalá Arnau, quien también pasa a ser miembro de la Junta del Círculo. Paralelamente cesa el director de la Banda, Francisco Cabrelles Romero. Durante el mismo año se suceden 3 directores: Joaquín Vidal, Nicanor Sanz y Manuel Campos, hasta que finalmente en 1978 se encuentra la estabilidad deseada con un director de renombre: José Miguel Peñarrocha Arastey. Este maestro había realizado un gran trabajo al frente de la Unión Musical de Benaguacil, participando en 33 certámenes y ascendiendo esta agrupación a la Sección Especial del Certamen de Valencia.

Para hacer frente a las pretensiones económicas del nuevo director se acuerda la creación de la Sociedad Protectora de la Banda para que aporte una ayuda voluntaria, incluyendo también como socios protectores a los padres de los alumnos de la escuela de música y también se cuenta con la aportación de los músicos con la venta de lotería. Se pide a la Junta del Círculo un aumento en la subvención a la Banda, siéndole asignada una dotación extraordinaria de 40.000 ptas. con cargo al superávit del ejercicio anterior.25

El domingo 28 de mayo se presentó públicamente al nuevo director con un Concierto Extraordinario en el Salón de Actos de la Caja de Ahorros de Torrent. El presidente del Círculo Católico, Rosendo Miquel, dirigió unas palabras, y acto seguido tuvo lugar la presentación a cargo de Vicente Beguer que le hizo entrega de un ejemplar de su libro La música en Torrent al Sr. Peñarrocha. Finalmente los socios protectores le regalaron una batuta de plata que le hizo entrega el presidente de la sociedad.

En el mes de julio toma posesión de nuevo como presidente de la Banda Benito Nemesio Casabán y se acuerda inscribir a la Banda en la Federación de Bandas Regionales.

El día 11 de octubre se celebró el “I Festival de Bandes de Música” organizado por el Círculo Católico de Torrent. Fue invitada la Unión Musical de Torrent, aunque finalmente declinó la invitación y no actuó en dicho festival.

En febrero de 1979 el presidente de la Banda plantea a la Junta Directiva del Círculo Católico la realización de unos boletos pro-instrumental. Así pues, en el mes de marzo el Círculo Católico emitió 1.000 cédulas numeradas de 1.000 pesetas cada una para la adquisición de instrumentos musicales. Eran cédulas al portador, amortizables por sorteo a partir del segundo año de la suscripción. Dicho sorteo se celebraría en el mes de diciembre en el Salón de Actos del Círculo Católico y los agraciados podrían retirar inmediatamente su importe.26 En agosto del mismo año amenizó las fiestas de la Virgen de la Junkera en Cee (La Coruña), donde realizó tres conciertos.

De 1979 a 1982 la Banda del Círculo Católico organiza los “Cursos de verano de perfeccionamiento de trompa” impartidos por Vicente Zarzo Pitarch, cursos pioneros en estos años en que participaron cursillistas de diversas nacionalidades.27

El día 13 de julio de 1982 participó en la Primera Sección del Certamen Internacional de Bandas de Música de Valencia, logrando el tercer premio con 197,5 puntos bajo la dirección de José Miguel Peñarrocha Arastey. En esta sección participaron las bandas con un máximo de 80 plazas. La obra obligada fue Metabolismos Rítmicos de Eduardo Montesinos, obra de grandes dificultades en el aspecto rítmico, de técnica instrumental, de dirección y de estilo, pensada (como afirma su propio autor) para ser interpretada por bandas profesionales.28 Como obra de libre elección interpretó la Sinfonía nº 2 de John Barnes Chance.29

El día 9 de diciembre se celebró una Junta General Extraordinaria de la Banda. Se reúnen los músicos de más de 18 años para comentar las discrepancias de algunos músicos con la forma de trabajar del maestro Peñarrocha, y se acuerda por mayoría que una comisión se desplace a comunicarle que cese en la dirección de la Banda. Se desplazan tres miembros de la Junta y llegan al acuerdo de que presentaría la dimisión en el ensayo general del día 10. Para dicho ensayo también se convoca al Presidente y Vicepresidente del Círculo, señores Emilio Osca y Gerardo Puchol. En dicho ensayo-reunión el maestro Peñarrocha solicita que le notifiquen las acusaciones de que es objeto, y tras debatir cada una de ellas, la opinión de los músicos va cambiando y finalmente se acuerda por mayoría seguir bajo su dirección.30

El año 1984 fue un año de cambios en la dirección musical, en el que destaca una nueva participación en el Certamen de Valencia. El día 2 de junio se convoca una Junta General Extraordinaria para tratar sobre el maestro Peñarrocha. Se comunica que el maestro no se encuentra en condiciones para dirigir la Banda en el certamen por motivos de salud y que él mismo había ofrecido a su hijo José Miguel Peñarrocha Fernández como director para dicho certamen. Después de un largo debate sobre el tema, los miembros de la Banda aceptan acudir al certamen bajo la dirección de su hijo, para después plantearse su continuidad al frente de la Banda, ya que se le había advertido al señor Peñarrocha la posibilidad de desacuerdo de parte de la Banda, a lo cual él había respondido que si no se aceptaba su propuesta presentaría la dimisión.31

El día 11 de julio del mismo año la Banda vuelve a participar en el Certamen Internacional de Bandas de Música “Ciudad de Valencia” que se celebró en la Plaza de Toros. Concursó en la Sección Primera (máximo de 80 plazas). La Banda desfiló con el pasodoble Alcázar Nuevo de Monllor, como obra obligada interpretó Siluetes de M. Palau y como obra de libre elección Cyrano de Bergerac de J. Wagenaar, bajo la dirección de José Miguel Peñarrocha Fernández. Consiguió el segundo premio con 200,5 puntos.32

A finales de dicho mes de julio presentaría la dimisión el maestro Peñarrocha y se contrató a José Miguel Rodilla Tortajada. El 22 de diciembre en el Teatro Hogar Antoniano, dentro de la Semana Musical en honor a Santa Cecilia, tuvo lugar el Concierto Extraordinario de presentación del nuevo director de la Banda José Miguel Rodilla Tortajada y el acto de homenaje a José Miguel Peñarrocha Arastey.

En el mes de octubre de 1985 cesó como director de la Banda José Miguel Rodilla Tortajada por haber conseguido plaza de profesor de clarinete en el Conservatorio de Música de Cartagena; le sustituyó Vicente Alonso Brull, profesor de música de Universidad Laboral de Cheste y de la Escuela de Magisterio de Valencia.

Este año hay un considerable incremento de matrículas en la escuela de música, se adquiere más instrumental y se estrenan nuevos uniformes. También es digna de resaltar la apertura de un aula de instrumentos de cuerda, gracias a la campaña y colaboración de la Excma. Diputación Provincial de Valencia.33

El día 13 de julio de 1986 la Banda participó en la Sección Primera del Certamen Internacional de Bandas de Música ciudad de Valencia (máximo de 85 plazas), consiguiendo un meritorio primer premio compartido y quedando en tercera posición de un total de nueve bandas, tras obtener 230,45 puntos. Interpretó como obra obligada Semblances de la meua terra de Luis Blanes Arques y como obra de libre elección Per la flor del lliri Blau de J. Rodrigo (Ruiz, 1993, 135 y 136).34

En octubre del mismo año cesa Vicente Alonso Brull como director de la Banda por ciertas discrepancias con la Junta. Entonces se hizo cargo temporalmente de los ensayos de la agrupación el músico Juan Pablo Hellín, hasta la incorporación de Enrique Andreu Romero, quien se mantendría en el cargo hasta septiembre de 1987, fecha en que cesó por motivos de salud y se hizo cargo de la dirección, definitivamente, Juan Pablo Hellín Chaparro.

3. EVOLUCIÓN INSTRUMENTAL DE LA PLANTILLA

A continuación hemos estudiado las plantillas instrumentales desde 1941 hasta 1986 a partir de listados de músicos. De cada plantilla se ha estudiado la proporción de cada familia instrumental en el conjunto, la evolución instrumental de la agrupación y la incorporación de nuevos instrumentos en la plantilla.

La plantilla de la Banda del Círculo Católico de Torrent desde 1941 a 1986 ha experimentado un cambio sustancial tanto en la cantidad de instrumentistas como en el equilibrio interno entre las cuerdas y en la riqueza tímbrica del conjunto.

Durante casi toda la década de 1940 la plantilla era algo desequilibrada por la escasez de algunos instrumentos de viento madera como son los clarinetes y los saxofones y el elevado porcentaje de instrumentos de viento metal, aunque en 1948 apreciamos un aumento cuantitativo y cualitativo, ya que se equilibra la plantilla con el aumento de instrumentos de viento madera y de metal grave. El número de músicos oscilaba entre 50 y 60, siendo destacable la inclusión de contrabajos en 1941 y de un fagot en 1946, instrumentos poco frecuentes en las bandas de entonces.

En la década de 1950 la Banda tiene unos 60 músicos. Vemos que la plantilla de 1959 es más equilibrada que la anterior por el aumento de los instrumentos de viento madera y por el gran equilibrio entre las distintas cuerdas en la sección del viento metal. Llama la atención el escaso número de percusionistas, aunque hemos de tener en cuenta que las obras que se interpretaban entonces, siempre transcripciones orquestales, requerían muy pocos percusionistas.

Tras la escisión de 1964, la banda vuelve a quedar con pocos efectivos, situación que se prolongaría hasta la década de 1970. Vemos que la banda de 1973, a pesar de disponer de sólo 48 músicos (con pocos clarinetes, trompas y tubas), mantiene el equilibrio entre familias de instrumentos con predominio del viento madera frente al metal.

A finales de la década de 1970 y durante la de 1980, la Banda aumenta el número de músicos manteniendo una plantilla estable en torno a los 75, algo escasa de clarinetes en 1982 y 1984, y de saxofones en 1986. Destaca la presencia de 2 fagots y de piano en la plantilla de 1986, plantilla que por cierto es ya muy parecida a la actual.

Podemos afirmar que la plantilla de la Banda a lo largo del periodo estudiado ha tenido pocos instrumentos de cuerda. Ninguna de las plantillas posee violonchelos y sólo aparecen dos contrabajos en las plantillas de 1941 y 1961, hecho que resulta curioso porque es en la década de los 80 cuando estos instrumentos son comunes en las principales bandas. Destacable resulta la inclusión de obras con piano en los certámenes de 1984 y 1986. También es un instrumento escaso el fagot, que aparece en las plantillas de 1946 y 1948, y no vuelve a aparecer hasta la década de los 80. En la única plantilla que aparece completa la gama de saxofones es en la del Certamen de 1961, en la que además de saxos altos, tenores y barítonos, hay saxo soprano y bajo. También es significativo que a partir de 1946 todas las plantillas tengan clarinetes bajos y saxos barítonos.

De su estudio hemos observado que en los periodos de dificultades sociales como son los años posteriores a las escisiones de 1952 y 1964, aunque la Banda disminuye el número de músicos, logra mantener el equilibrio interno entre las diferentes cuerdas y familias instrumentales, a pesar de que algunas cuerdas quedan claramente mermadas, como sucede en varias ocasiones con los clarinetes, trompas o tubas.

4. REPERTORIO INTERPRETADO POR LOS DISTINTOS DIRECTORES

Finalmente vamos a realizar un estudio del repertorio interpretado por la Banda con el objetivo de seguir la evolución que este repertorio ha experimentado a lo largo del tiempo y de conocer el tipo de obras que cada director acostumbraba a interpretar. Citaremos los compositores más interpretados, y haremos una clasificación del repertorio en las siguientes categorías: transcripciones de obras orquestales (sinfonías, óperas, oberturas, poemas sinfónicos); zarzuela y género chico; obras para banda de compositores valencianos; conciertos con solistas; y pasodobles y marchas. Para ello nos hemos basado en los programas de mano de los conciertos, festivales y certámenes de todos estos años.35

A lo largo de las casi cinco décadas de historia de la Banda que centra nuestro estudio, podemos observar cómo va variando con cierta lentitud el tipo de repertorio que interpretan los distintos directores que se suceden en el tiempo, y cómo poco a poco se empiezan a forjar los cimientos de lo que hoy es el repertorio más habitual de las bandas de música.

En las décadas de los cuarenta y de los cincuenta había una clara preferencia por la música romántica, en especial por las óperas de R. Wagner y las sinfonías y ballets de P. Tchaikovsky. Se interpretaban transcripciones de obras orquestales ya que no existía apenas repertorio escrito expresamente para banda, si exceptuamos los pasodobles y marchas procesionales, tan típicos en el repertorio bandístico de todos los tiempos. También es muy frecuente, aunque en menor medida, la interpretación de selecciones de zarzuelas transcritas para banda, normalmente sin la concurrencia de solistas vocales.

Sin embargo con Amando Blanquer se aprecia un cambio en el gusto y la preferencia por los compositores respecto a los anteriores directores, aunque sigue estando R. Wagner entre los más interpretados. Destacable es la inclusión de conciertos con solista, con obras como el Concierto para piano y Orquesta de E. Grieg y el Concierto para violín y orquesta de L. van Beethoven, y también de obras contemporáneas como la suite El pájaro de fuego de I. Strawinsky. En el poco tiempo que estuvo no interpretó ninguna de sus obras al frente de la Banda.

En la década de los sesenta y durante casi toda la de los setenta siguen predominando con claridad las transcripciones orquestales como base del repertorio. Aunque continúa la supremacía de R. Wagner como compositor más interpretado, se interpreta mucho menos música de P. Tchaikovsky y se interpretan más otros compositores nacionales como J. Serrano, F. Chueca, S. Giner, R. Chapí, Soutullo y Vert, P. Sorozábal, y E. Granados, entre otros. Ello supone un considerable aumento en el porcentaje de música de zarzuela interpretado por la Banda, junto a obras de compositores europeos como L. van Beethoven, J. Sibelius, F. Schubert, N. Rimsky-Korsakov o G. Rossini.

A principios de la década de los ochenta, coincidiendo con la dirección de José Miguel Peñarrocha, se produce un cambio considerable en el repertorio de la Banda, ya que se reducen considerablemente las transcripciones orquestales y aumenta la presencia de obras originales para banda de compositores valencianos tales como J. Mª Izquierdo, B. Adam Ferrero, M. Penella, R. Talens y E. Montesinos, manteniéndose el porcentaje de obras de zarzuela en el repertorio.

Con la dirección de José Miguel Rodilla y Vicente Alonso se consolida la presencia de obras para banda en el repertorio, aunque paradójicamente también aumenta el porcentaje de transcripciones orquestales en detrimento de la zarzuela, que desaparece prácticamente de los programas de los conciertos.

Esta progresión en la interpretación de obras para banda que se inicia a finales de la década de los setenta y sigue durante toda la década de los ochenta, supone el inicio de un camino de renovación del repertorio que nos lleva hasta la situación actual, en que la base del repertorio bandístico son las obras escritas originalmente para banda, ya que son numerosísimos los compositores de todo el mundo que escriben música para este tipo de formación. Ello no significa que no se sigan interpretando transcripciones de obras orquestales de distintas épocas y también algunas selecciones de zarzuelas.

5. CONCLUSIÓN

A través de esta investigación hemos observado la evolución de esta agrupación musical que vivirá las vicisitudes que afectan a la sociedad torrentina de primera mano, con escisiones, épocas de esplendor, y evolucionando con el trabajo constante de directores, músicos y directivos al ritmo de la propia sociedad.

La primera banda que perteneció al Círculo Católico de Torrent fue la Banda del Patronato de la Juventud Obrera, que estuvo en activo desde 1887 hasta 1936, año en que se clausuró el Círculo Católico. Tras finalizar la contienda bélica se organizó la Banda Municipal de Torrente con los músicos, instrumentos y partituras que habían quedado, pero al cabo de un año el Ayuntamiento deja de sufragarla y la asume el Círculo Católico, fundándose la Banda de Música del Círculo Católico.

Ante las dudas sobre su origen, podemos concluir, después de lo expuesto en el trabajo, que la Banda de Música del Círculo Católico es continuadora de la Banda del Patronato de la Juventud Obrera, ya que ambas pertenecen al Círculo Católico. Todo ello, a pesar de que en 1948 un grupo de músicos creó una nueva banda que volvió a denominarse Patronato de la Juventud Obrera, y aunque ambas se unificaron en 1949 con la denominación Banda del Patronato de la Juventud Obrera del Círculo Católico, las dos agrupaciones se separarían definitivamente en 1952.

Durante la década de los 50 la Banda cumple una importante labor formativa y experimenta un crecimiento cualitativo, volviendo a participar en el Certamen de Valencia en 1959, 1960 y 1961. En estos últimos años cuenta con directores relevantes como Juan Martínez o el compositor Amando Blanquer.
En 1964 la Banda del Círculo Católico sufrió otra escisión a raíz de la cual se formó la Asociación Musical La Clásica. Las Bandas resultantes de ambas escisiones, el Patronato y la Clásica, se unirían en 1973 para formar la actual Unión Musical de Torrent.

Tras la última escisión de 1964 la Banda del Círculo Católico quedó muy debilitada y no logró resurgir sino tras unos años de intenso trabajo del entonces director Enrique Andreu, con asistencia al Certamen de Valencia los años 1966 y 1967, la participación en una grabación para TVE e incrementando sus actividades entre las que destaca la institucionalización de la Semana Musical en Honor a Santa Cecilia.

En la década de los 70 pasan directores como Francisco Cabrelles o Joaquín Vidal, hasta que en 1978 se contrata a José Miguel Peñarrocha y se crean los cursos internacionales de perfeccionamiento de trompa impartidos por Vicente Zarzo. La Banda vuelve al Certamen de Valencia los años 1982, 1984 y 1986, consiguiendo buenos resultados con los maestros Peñarrocha y Alonso Brull.

En lo referente a la plantilla instrumental, el número de músicos y el equilibrio entre las familias instrumentales y cuerdas de la Banda ha variado considerablemente a lo largo de los años.

Finalmente, la evolución del repertorio en la Banda ha corrido paralela a la evolución del gusto en la sociedad torrentina y a la propia evolución instrumental de la Banda. Y esta evolución le ha permitido abordar diferentes repertorios con éxito.

6. BIBLIOGRAFÍA

AJUNTAMENT DE TORRENT (1997): Torrent i la seua premsa entre dos segles (1890-1910), Torrent, Gabinete de prensa.

ANDRÉS, M. (2003): Algo más que música: Banda Municipal de Valencia (1903-2003), Valencia, Ajuntament de València.

ANDRÉS-GALLEGO, J. (1976): Los Círculos Obreros (1864-1887), Hispania Sacra 29.

ASTRUELLS, S. (2003): La banda Municipal de Valencia y su aportación a la historia de la música valenciana, Valencia, Tesis doctoral, Universitat de València.

BEGUER, V. (1971): La música en Torrente (1840-1970), Torrent, Caja de Ahorros de Torrent.

CARRILLO, L. (2002): Banda Municipal de Valencia. 100 años de música, Valencia, Palau de la Música y Congresos.

CATALÁN, Mª C. (1979): Las bandas de música en la Región Valenciana, Tesis de Licenciatura, Valencia, Universitat de València.

GALBIS, V. (1998): “La Música a Torrent: 1800-1950”, dentro AA.VV. Torrent Imatge Gráfica: La Gent i la Ciutat (1860-1960) (Catálogo de la Exposición), Torrent, Ajuntament de Torrent.

GASCÓ, H. (1983): Las Sociedades Musicales Valencianas, Tesis de Licenciatura, Valencia, Universitat de València.

LÓPEZ-CHAVARRI, E. (1986): 100 Años del Certamen Internacional de Bandas de Música, Valencia, Ayuntamiento de Valencia.

MONTESINOS, E. (1982): “Segunda audición del Certamen Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia”, Levante, 15 de julio, 24.

PALAU, G. (1935): ¿Círculos o Sindicatos?, Madrid, Razón y Fe.

PIQUERES, C. (1916): Memoria leída en la Junta General celebrada por la Sociedad Música del Patronato de la Juventud Obrera de Torrente el día 13 de mayo de 1915, Valencia.

ROCA, T. (1968): Historia de los Religiosos Terciarios Capuchinos, Tomo I, Valencia.

ROYO, J. (2002): El Círculo Católico de Torrent a través de sus estatutos (1884-1991), Torrent, Círculo Católico de Torrent.

ROYO, J. (2006): Torrent en la prensa de Valencia – La voz de Valencia (1901-1917), Torrent, Ayuntamiento de Torrent.

RUIZ, V. (1993): Historia de las Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana: les Bandes de Música i la seua Federació, Valencia, Federación de Sociedades Musicales de la ComunidadValenciana.

VICENT, A. (1895): Socialismo y Anarquismo. La Encíclica de nuestro santísimo padre León XIII “De conditione opificum” y los Círculos de Obreros Católicos, 2ª edición, Valencia.

NOTES

1 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1893. Caja 1 Bis-2.

2 Salvador Giner tenía una relación especial con Torrent, ya que era considerado torrentino por ascendencia materna y perteneció como músico a la Banda Vella, donde probaba muchas de sus composiciones. Tuvo gran amistad con el primer director de la Banda del Patronato Eulogio Piqueres, cuya farmacia se encontraba muy cerca del Horno del Arrabal, que era de los familiares de este ilustre compositor valenciano (Beguer, 1971, 238).

3 Libro de actas del Patronato (del 29 de marzo de 1914 al 2 de febrero de 1936), 9-10.

4 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1940. Caja 63.

5 Libro de actas del Círculo Católico. Sesiones del 30 de octubre y 5 de noviembre de 1940, 147-149.

6 Ibíd. Acta del 6 de marzo de 1941, 153.

7 Entrevista personal con D. Pascual Ortí Martí, realizada el 14 de mayo de 2008.

8 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1945-1946. Cajas 73 y 78.

9 Escrito del 21 de marzo de 1949 firmado por 18 músicos de la Banda del Círculo Católico dirigido al Sr. Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Torrent. Archivo de la Banda del Círculo Católico de Torrent recopilado por Ramón Hernández Yago.

10 Libro de Actas del Ayuntamiento del año 1949, 249.

11Libro de actas del Círculo Católico de Torrent. Sesión del 8 de mayo de 1957.

12 Entrevista personal con Ramón Hernández Yago, realizada el 9 de septiembre de 2008.

13 Carta del 14 de mayo de 1958 de la Junta Directiva del Círculo Católico dirigida a D. José Mª Andreu Piqueres en que se comunica dicho nombramiento. Archivo de la Banda del Círculo Católico de Torrent recopilado por Ramón Hernández Yago.

14 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1959-1961. Cajas 94, 95 y 96.

15 Ramón Hernández Yago atribuye a Juan Martínez un carácter muy difícil que se fue agravando con el tiempo por problemas familiares y una enfermedad nerviosa. Sus ensayos llegaron a ser “bochornosos” y de una enorme tensión, muy difíciles de soportar para los músicos. Entrevista personal con Ramón Hernández Yago, realizada el 9 de septiembre de 2008.

16 Libro de actas del Círculo Católico de Torrent. Sesiones del 10 de mayo y del 12 de septiembre de 1964.

17 Entrevista personal con Ramón Hernández Yago, realizada el 9 de septiembre de 2008.

18 Archivo de la Banda del Círculo Católico de Torrent, recopilado por Ramón Hernández Yago.

19 Memoria de actividades realizadas del Círculo Católico durante 1972 (Junta General Ordinaria del 11 de marzo de 1973). Archivo del Círculo Católico de Torrent.

20 Libro de actas del Circulo Católico. Juntas del 13 de diciembre de 1972 y del 26 de febrero de 1973.

21 Libro de actas del Círculo Católico. Sesión celebrada el 31 de julio de 1974.

22 Libro de actas del Círculo Católico. Sesión celebrada el 21 de noviembre de 1974.

23 Reglamento de Régimen Interior de la Banda de Música del 18 de diciembre de 1975. Archivo de la Banda del Círculo Católico de Torrent recopilado por Ramón Hernández Yago.

24 Libro de actas del Círculo Católico. Actas del 23 de junio y del 14 de julio de 1976.

25 Libro de actas de la Banda del Círculo Católico. Sesiones del 10 y del 15 de febrero de 1978.

26 Libro de Actas del Círculo Católico. Acta de la sesión del 7 de febrero de 1979.

27 Estos cursos contaron con la colaboración de Manuel Campos Vivó (trompa solista de la Banda Municipal de Valencia) y con una Comisión Consultiva integrada por José Miguel Peñarrocha Arastey (profesor de la Orquesta Municipal y director de la Banda de Música del Círculo Católico), José Ferrís Llorens (director de la Banda Municipal de Valencia), Amando Blanquer Ponsoda (catedrático de composición del Conservatorio de Valencia), José María Cervera Collado (director de la Orquesta Municipal de Valencia) y José Hernández Yago (Dr. Ingeniero Agrónomo y profesor de flauta y violín).

28 Crónica de Eduardo Montesinos titulada “Segunda audición del Certamen Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia”, Diario Levante, Valencia, 15/07/1982.

29 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1982. Caja 138.

30 Libro de Actas de la Banda del Círculo Católico. Junta General Extraordinaria del 9 de diciembre de 1982.

31 Libro de Actas de la Banda del Círculo Católico. Asamblea General Extraordinaria del 2 de junio de 1984.

32 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y Fiestas. Certámenes Musicales. 1984. Caja 143.

33 En la Junta del Círculo del 6 de noviembre de 1985 el delegado de la Banda informó del cese del director y del nuevo director.

34 Archivo Histórico de Valencia. Ferias y fiestas. Certámenes Musicales. 1986. Caja 156.

35 La mayor parte de estos programas se encuentran en el archivo de la Banda del Círculo Católico de Torrent recopilado por Ramón Hernández.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com